miércoles, 13 de julio de 2016

Fiesta de la Virgen del Carmen en Pisac, una opción diferente.

La Fiesta de la Virgen del Carmen de Písac se lleva a cabo anualmente entre el 15 y 18 de julio. Es la fiesta mayor y más pomposa de todo el poblado. Se remonta al relato popular sobre la aparición de la imagen en Písac. A finales del siglo XIX en la Hacienda Ayñas ubicada a 1 kilómetro y medio del pueblo, se encontraron dos imágenes, una después de la otra y que son consideradas gemelas. Una de ellas, la de mayor estatura fue trasladada al centro de Písac y la otra permaneció en la hacienda. De esta manera, la figura de San Pero Apóstol, Santo Patrono de la zona fue desplazada por la Virgen del Carmen.


La fiesta es una combinación de diferentes aspectos. Por un lado, se ve el carácter agrícola andino y por otro la celebración a través de las danzas tradicionales cusqueñas, cuyos trajes y coreografías denotan diferentes significados. El número de comparsas de danzantes asciende a veinte y representan una parte muy importante de la fiesta.

Esta celebración inicia con el traslado de la Virgen Menor desde la hacienda hacia el pueblo. Esta procesión está acompañada por los mayordomos centrales, autoridades y danzarines. En la Plaza Mayor esta imagen se encontrará con su semejante de mayor tamaño. Luego del encuentro, ambas virgenes recorren las principales calles del pueblo. Luego de esta, se da lugar a un show de caballos de paso. Al anochecer la fiesta continúa con música y fuegos artificiales para cerrar la noche con una serenata a la Virgen.

Al día siguiente, se realiza una nueva procesión, así como presentaciones de tipo danza-teatro en la Plaza Mayor. Seguidamente, las comparsas y músicos se dirigen al cementerio para visitar a sus compañeros fallecidos a quienes rinden homenaje. Cerca al medio día, se realiza la presentación de los danzantes en la Plaza de Armas. La Fiesta finaliza con la última procesión de ambas imágenes, donde la pequeña regresa a la capilla de la hacienda y la segunda permanecerá en el templo del pueblo. Las comparsas despiden a sus vírgenes con música y cánticos.

Otra particularidad de esta fiesta es la ceremonia que tiene lugar en el Intihuatana, lugar arqueológico y ceremonial de Písac donde los integrantes de la danza Kachampay realizan un ritual inca, el cual está conectado con los apus y el dios Wiracocha a quienes les piden por buenas cosechas y bienestar en la comunidad.


Recientemente, en el año 2014, la Fiesta de la Virgen del Carmen fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación por parte del Ministerio de Cultura pues es considerada un vehículo de cohesión local de la población mestiza urbana y de la rural de origen indígena. 

Esta festividad ha ido adquiriendo mucha importancia cultural en los últimos años. Te invitamos a conocerla y de tu estadía nos encargamos nosotros en Madre Tierra Resort. Para más información sobre servicios y precios visita nuestra web: Madre Tierra Sacred Valley


No hay comentarios.:

Publicar un comentario